Andeantrees

A place dedicated to Andean forests

Polylepis quadrijuga. Ensayos de propagación en Subachoque, Colombia

 Orlando Rodríguez C.

Polylepis quadrijuga, conocido en Colombia como “Siete Cueros” o “Colorado”,  es una Rosacea  nativa de la Cordillera Oriental Colombiana, con  su hábitat natural en páramos entre 2,800 y  4,500 MSNM , siendo la especie arborea que prospera a mayor altitud en esta cordillera.

Al igual que en algunas Melastomataeas, con quienes comparte el nombre vulgar de “Sietecueros” ,  su tronco permanentemente libera  delgadas  láminas de corteza, probablemente como un mecanismo para mantenerse libre de epífitas y parásitas.

El género es originario de Perú, donde se le conoce con el nombre vulgar de “Queuña”,   desde donde se propagó por el Norte hacia Ecuador, Colombia y Venezuela, y al Sur hasta Bolivia, Chile y Argentina. Sympson, 1979.

En Colombia prosperan dos especies: Polylepis  sericea, en la Cordillera Central, y Polylepis quadrijuga, exclusiva de la Cordillera Oriental.

Polylepis sericea tiene una distribución mucho mas amplia, y comprende Perú, Ecuador, Colombia y Venezuela.La ausencia de Polylepis sericea en la cordillera Oriental es un interrogante evolutivo, mas si se tiene en cuenta que la Cordillera de Mérida, en Venezuela, donde habita Polylepis sericea, es una prolongación geológica de la Cordillera oriental de Colombia.

Como en el caso de la mayoría de especies de páramo, las poblaciones de Polylepis quadrijuga están seriamente amenazadas. La destrucción de bosques para actividades agrícolas y  de pastoreo, por un lado, y el uso de su madera como leña y precursor de carbón,por otro lado, han reducido drásticamente sus poblaciones.

En Colombia existen poblaciones  relativamente sanas en los alrededores del Cocuy, Boyacá.

En la Sabana de Bogotá,  en cercanías a Laguna Verde, recientemente he detectado una población relativamente abundante de la especie.

cropDSC_7352

 Fig 1. Polylepis  quadrijuga sembrado como cerca viva. Laguna Verde, Cundinamarca

cropDSC_7353

 Fig 2.Detalle de cerca viva. Altura de individuos aproximadamente 10 Mts.

De acuerdo a información de habitantes de la región, la especie no es utilizada para leña por producir mucho humo, y la siembran como cerca viva a partir de plántulas extraídas de potrero. Sus bosques no son muy apreciados, pues, según ellos, “el árbol no deja creer nada debajo”.

La abundante hojarasca que se acumula bajo los bosques de Polylepis pueden realmente generar un factor inhibitorio de crecimiento de otras especies, fenómeno similar al observado por el autor bajo manchas de Chilco, o ciro (Bacharys macrantha)

PROPAGACIÓN:

En la Reserva Pass&Flora he propagado exitosamente la especie por dos vías:

1) Propagación por semillas a partir de material colectado en Laguna Verde.

2) Desarrollo a partir de plántulas procedentes del Cocuy, extraídas de su medio natural.

DESAROLLO A PARTIR DE SEMILLAS

Los frutos se pueden colectar prácticamente todo el año, seleccionando de los árboles los racimos de frutos secos. Los frutos poseen tres a cuatro espinas, a manera de cardos,  seguramente como estrategia de propagación en las plumas de aves o pelo de pequeños mamíferos.  Los frutos contienen al interior una sola semilla, no es necesario separar la semilla del fruto.

La siembra se realiza en turba en cámara húmeda, en semilleros plásticos con tapa transparente, en vivero con Polisombra al 70%, una semilla por posición de semillero. La germinación se da entre cuatro a seis semanas de la siembra.

 

cropDSC_7361

Fig 3. Frutos de Polylepis quadrijuga. Cada cuadrícula corresponde a cinco milímetros.

cropDSC_7341

Fig 4. Frutos de Polylepis incana,  Cusco, Perú. A diferencia de P. quarijuga, los frutos de P. incana son alados, con ausencia de espinas. 

cropDSC_3434

Fig 5. Hábito floral de Polylepis quadrijuga

 

cropDSC_3410

cropDSC_3418

Fig 6 y 7: Plántulas de Polylepis quadrijuga propagadas en Pass&Flora, Subachoque

 

cropDSC_3428

Fig 6, 7 y 8: Plántulas de Polylepis quadrijuga desarrolladas a partir de plántulas del Cocuy.

SIEMBRA Y DESAROLLO:
Las plántulas son de rápido crecimiento. Sus raíces son abundantes,  y ocupan rápidamente el total de la bolsa.Por esta razón es conveniente transplantarlas  a bolsa de dos o tres kilos a los seis meses de germinación.
Es conveniente sembrar en tierra negra con algo de boñiga y suficiente cascarilla para mantener la tierra suelta. La especie es de páramo, de suelos naturalmente ácidos, en consecuencia no se recomienda neutralizar el PH con cal.
A los dos años las plántulas deben tener unos 30-40 cmt de altura, en ese momento se puede realizar la siembra en campo, prefiriendo los meses de Mazo o Septiembre, previos a los períodos de lluvia.
La preparación y características del lugar de siembra son similares al de la bolsa descrito arriba.
Con buenos suelos la especie se desarrolla rápidamente, a una tasa de unos 40 a 50 cmt por año.
No recomiendo limpiar de pasto y mucho menos “Platear”  los sitios de siembra.
El Kikuyo, Pennicetum clandestinum,  se convierte en un excelente acompañante, favorece  el mantenimiento de la humedad, protege las raíces superficiales, y acelera el crecimiento  vertical de los  arbolitos como respuesta competitiva a los recursos de luz, donde el pasto a largo plazo termina cediendo.
Es muy importante tener en cuenta que la especie es heliófila, en consecuencia debe sembrarse a buena distancia de otros árboles que le puedan hacer sombra.
La especie soporta muy bien las heladas y tolera  el viento. No es tampoco muy exigente e agua, aunque no debe sembrarse en ambientes por naturaleza secos. Prefiere  suelos de origen orgánico. Es necesario garantizar buen drenaje. Si se siembra en páramo vale la pena seleccionar para su siembra turberas antiguas.
La especie es una especie alto-andina, en consecuencia NO va a progresar a alturas como las de Bogotá, y mucho menos con el clima temperado de la ciudad.

cropDSC_3430

Fig 9. Ejemplar  de Polylepis quadrijuga de tres años de edad. Reserva Passiflora, Subachoque, Cundinamarca


cropDSC_6032

Fig 10. Polylepis incana sembrado como especie ornamental en Cusco, Perú

cropDSC_6275
Fig 11. Polylepis sp sembrado a manera de Pérgola, Raqchi, Sur de  Perú


January 27, 2013 Posted by | Polylepis | Comments Off on Polylepis quadrijuga. Ensayos de propagación en Subachoque, Colombia

Zonotrichia capensis. Un hallazgo de composición de canto

Orlando Rodríguez C

El canto del Copetón, Zonotrichia capensis, está conformado por un “tema”, o grupo de silbidos mas o menos prolongados, descendentes o ascendentes,  seguidos de una serie de silbidos descendentes rápidos,  conocidos como “trino”.

La composición de tema es muy variada, con uno o varios silbidos en secuencia, altura y evolución característicos, de manera que cada tema define un TIPO de canto.

Los tipos de canto son aprendidos por los juveniles, y son característicos para cada población.Un individuo puede aprender y ejecutar mas de un tipo de canto a lo largo de su vida. Los copetones inician su canto hacia las 4:45 de la mañana, con un pico de actividad de aproximadamente una hora, continuando su canto a lo largo de todo el día, hasta las 6:00 PM.

En el sector de NIZA, en Bogotá, Colombia, he registrado un caso de  COMPOSICIÓN DE CANTO, esto es, un ejemplar  ejecuta tres tipos de canto distintos  siguiendo un orden específico y estable. Cada tipo es repetido varias veces, para luego pasar el siguiente tipo . Una vez finalizado el tercer  y último tipo de canto, el ejemplar vuelve a empezar con un nuevo ciclo de la misma composición.

CANTOS TIPO DE LA COMPOSICIÓN

CANTO TIPO 1: Corresponde a un tema de dos silbidos descendentes, el primero iniciando en una frecuencia  de 5 KHZ , el segundo  al rededor de 8 KHZ, este último casi indistinguible del trino. Ver Fig 2.

CANTO TIPO 2: Igualmente presenta  un tema con dos silbidos descendentes, el segundo claramente separado del trino. Este tema tiene  dos variantes diferenciadas por la altura del trino: La primera variación, Canto 2a, presenta un trino bajo (8 KHZ frecuencia alta promedio) y la variación 2b un trino mas alto (9.5 KHZ frecuencia alta promedio). VER FIG 3 Y 4. En la composición presentada el ejemplar desarrolla el canto tipo 2 con trino de altura baja (2a) , continúa  con el trino alto (2b) finalizando con el canto tipo 3.

CANTO TIPO 3: Una vez mas un tema con dos silbidos. El primero un descendente, el segundo mas complejo, con un corto ascendente seguido de un descendente prolongado.. FIG 5.

A continuación, una grabación sin editar que comprende  tres presentaciones consecutivas  de la composición:

 

DESCRIPCIÓN DE LA COMPOSICIÓN

Con el propósito de  facilitar la interpretación de la composición, he separado los tres ciclos o composiciones de la grabación como líneas separadas del gráfico, con el canto tipo 1 representado en color rojo, el canto 2a en azul obscuro, el canto 2b en el azul claro   y el canto tipo tres en amarillo. Cada rectángulo representa un canto individual.

Fig 1. Secuencia de tipos de cantos  y repeticiones por tipo en tres ciclos o composiciones consecutivas.

Como se puede apreciar, las secuencias por ciclo, o composición,  son idénticas;

Rojo -> Azul Obscuro -> Azul Claro -> Amarillo

con  una única excepción de un canto 3 (amarillo)  insertado entre los cantos Rojo y Azul Obscuro en el tercer ciclo.

Esta secuencia de composición se mantiene estable a lo largo de los cantos de la madrugada (5:00 AM-6 AM), con la particularidad que los primeros cantos (Tipo 1) son pobremente ejecutados (uno o dos trinos recortados), para poco a poco ir aumentando en cantidad y claridad.

FORMAS DE ONDA Y ESPECTROGRAMAS

Las formas de onda y espectrogramas corespondientes a los diferentes cantos se exponen en las figuras 2 a 5.

 

 Fig 2. Canto 1.

Tema: Dos silbidos descendentes. El segundo solo diferenciable del trino por análisis de sonograma o por reprodución  a baja velocidad. Notese que el segundo silbido evoluciona en caída convexa, mientras que los trinos caen de manera cóncava.

 

Fig. 3. Canto 2a. Variación de trino bajo

 

 Fig 4. Canto 2b. Variación de trino alto

 

Fig 5. Canto 3. 

Tema: Un primer silbido ascendente seguido de un silbido mas complejo, con un rápido ascendente y un descendente prolongado.

RECOMENDACIONES

Es la primera vez que identifico claramente una COMPOSICION DE CANTO para Zonotrichia  capensis. Se hace necesario realizar mas búsquedas y mas grabaciones, pues de demostrarse que este hallazgo no es un caso puntual de comportamiento, daría lugar a una nueva línea de investigación en la etología de la especie:  Diversidad de composiciones. 

August 12, 2012 Posted by | Aves | Comments Off on Zonotrichia capensis. Un hallazgo de composición de canto

Estudio Bioacústico de un canto del Copetón, Zonotrichia capensis, en Subachoque, Colombia

Por Orlando Rodríguez C.

El  canto del Copetón, Zonotrichia capensis,  es de una gran riqueza y complejidad.

En un artículo anterior, publicación del  24-05-2012,  presenté  los diversos cantos registrados para la población de la región geográfica de Subachoque, Colombia.

En este artículo  intento  profundizar en la bioacústica de uno de los temas  de canto mas interesantes,  denominado TEMA 4, ver artículo citado, utilizando como herramientas de análisis las aplicaciónes  AUDACITY (http://audacity.sourceforge.net/download/), y RavenPro 1.4 (http://www.birds.cornell.edu/brp/raven/RavenOverview.html) desarrollado este último por la Universidad de Cornell.

TEMA

Antes de iniciar el análisis del canto, sugiero escucharlo  para identificar  los elementos que lo componen:

 

 

 

Como se puede apreciar, el Tema de canto se divide en tres tiempos o  Sub-temas. El primero corresponde a un ascendente rápido, con énfasis en la nota alta, seguido por un segundo tiempo también ascendente, un poco más prolongado que el anterior. El tercer y último tiempo corresponde a  un descendente suave de notas bajas. El canto lo cierra  un trino compuesto auditivamente  de siete notas rápidas.

FORMA DE ONDA

Del conjunto grabado  se  seleccionó y aisló el canto mas representativo y con menor ruido de fondo:

Fig 1. Forma de onda Vs tiempo, en segundos

En la Figura 1. se pueden apreciar visualmente los tres tiempos escuchados en la grabación, así como las siete notas del trino.

Una observación del gráfico permite  apreciar que cada tiempo es granular en términos de su intensidad sonora, con dos, tres y cuatro sub-unidades de intensidad  para los tiempos 1,2 y 3 respectivamente.

Esta granularidad puede tener su origen en un control discreto  de la contracción muscular , M. sternotrachealis y M. tracheolateralis, inervados por las ramas Traqueales de los nervios Hipoglosocervicales, sistema que controla la Siringe (órgano responsable del canto). Un documento valioso para comprender la anatomía de la Siringe puede encontrarse en http://jms.org.br/PDF/v23n3a25.pdf.

En cuanto a los trinos , estos muestran un patrón repetitivo, y están conformados por un corto preámbulo y un segmento principal, con duraciones y  alturas que se analizarán mas adelante. El preámbulo aumenta progresivamente en intensidad desde el primer trino al sexto, llegando en este a ser mucho mas fuerte que el segmento principal.

Una vez mas, recordemos el tema:

 

La duración efectiva del canto es de aproximadamente  2,20 sec con una  intensidad máxima  medida en el equipo de grabación de 0,3 dB (unos cinco metros de distancia al ave).

Las variaciones en intensidad y en general los cantos del copetón han demostrado afectarse por la contaminación auditiva de las ciudades.  Zonotrichia leucophrys,  su pariente cercano de Norteamérica,es sensible a este factor, luego es de esperarse un comportamiento similar para Z. capensis. Recomiendo la lectura del recién publicado artículo: http://www.sciencedaily.com­/releases/2012/04/120402162710.htm y de http://www.sciencedaily.com­/releases/2009/05/090520114710.htm

ESPECTROGRAMA

Fig 2. Forma de onda y Espectrograma general

ANALISIS DEL TEMA

Como se puede apreciar en  el Espectrograma, los tres tiempos del tema se caracterizan por  una muy definida  y estrecha Frecuencia Fundamental, acompañada por dos, tres o  cuatro armónicas (trazos gris claro por encima del trazo correspondiente a la Frecuencia Fundamental), que cobran relevancia dependiendo del momento del canto. Estas  armónicas definen y caracterizan el timbre,  y al igual que la Frecuencia Fundamental, se manifiestan con rangos de frecuencia muy estrechos. Como es de esperarse, su intensidad es  menor que la de la fundamental,  siendo las armónicas  mas estables a lo largo del canto las armónicas 2 y 3.

Un análisis espectral  del intervalo de canto 1,05 – 1,10 Segundos, correspondiente a la fase inicial del primer Sub-Tema, evidencia muy  claramente la Frecuencia fundamental (A#7) y sus  tres primeras armónicas A#8, F9 y A#9. Una vez mas, se debe resaltar la estrechez  de las bandas de  frecuencias para estos componentes del tema, lo que denota la nitidez y limpieza del canto del copetón.

Como tabla de referencia de fundamentales y armónicas se puede  visitar http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/2/21/Table_of_Harmonics.svg?uselang=es

Para la equivalencia de frecuencias VS  notación musical  recomiendo                                                                     http://donrathjr.com/wp-content/uploads/2010/07/Table-of-Frequencies1.png

Fig 3. Espectrograma fase inicial Sub-Tema 1. 

Espectrogramas similares al presentado en la Fig. 3 se realizaron a lo largo del Tema y trino. La tabla 1 resume las Frecuencias Fundamentales y Armónicas medidas para cada segmento:

TABLA 1. Frecuencias Fundamentales y Armónicas medidas para cada segmento

ANALISIS DEL TRINO

El trino presenta una complejidad sonora mayor que la que se registra en el tema.

Retornando al análisis gráfico de  la Figura 1, se había mencionado que cada trino individual está conformado por un corto preámbulo, de unos 50 milisegundos de duración, seguido de un segmento principal mas prolongado.

Esta estructura de trino también se puede apreciar en el espectrograma general, Figura 2., el cual adicionalmente aporta información importante sobre el rango de frecuencias involucrado.

Si se escucha el trino a velocidad de grabación normal, no es posible identificar individualmente los dos componentes del trino.

Para poder apreciarlos, se hace  necesario reducir la velocidad de reproducción al 16%  de la velocidad original.

La grabación que se escuchará a continuación registra el canto (Tema y Trino) en dos velocidades de grabación: Velocidad normal y  16% de la velocidad original:

El origen del preámbulo seguramente tiene que ver con el origen mismo del trino.

A diferencia del tema, donde solo interviene la Siringe y un flujo  de  aire controlado voluntariamente ,  el patrón de repetición de trinos debe originarse por cierres y aperturas repetitivas de la Glotis, a causa de  la acumulación y liberación de energía por aumento interno de la presión del aire. Los cierres de la glotis, sin embargo, parecen  no estar sincronizados perfectamente con el inicio de canto, de manera que un corto canto (preámbulo) alcanza a figurar  antes de cada cierre de glotis.

Este preámbulo no es un patrón que aparezca en todos los trinos. Se hace necesario   realizar un análisis comparativo de numeras grabaciones para poder entender más su origen.

La intervención de la glotis en el trino no solo genera el preámbulo, sino que modifica  el patrón de canto generado en la Siringe, extendiendo las frecuencias hacia rangos mucho mayores que los agudos segmentos del Tema, llegando a conformar “nubes continuas” de frecuencias, mas que frecuencias características.

Las figuras 4 y 5  ilustran este efecto.

 

 Figura 4. Espectrograma Preámbulo del Trino

Figura 5. Espectrograma fase inicial Segmento Principal del trino

CONCLUSIONES

El Copetón es una de las aves mas comunes en las ciudades ubicadas en la Cordillera de los Andes , y su comportamiento cercano al hombre de alguna manera le ha garantizado su éxito y supervivencia.

Desafortunadamente este comportamiento tiene su precio. La contaminación auditiva con que deben convivir, sumada a la contaminación del aire y a la disminución de áreas verdes puede amenazar seriamente sus poblaciones.

El canto de la especie es un excelente indicador de la salud poblacional,  de su tamaño, y su estudio puede contribuir a entender sus patrones reproductivos, su territorialismo,  sus preferencias de hábitat, sus amenazas.

Escuchar el copetón en las mañanas, disfrutar su canto, es el primer paso para crear conciencia de su importancia.

No quisiera vivir en una ciudad ausente de copetones.

Quién entonces nos despertará en las mañanas?

June 8, 2012 Posted by | Aves | 2 Comments

El canto del Copetón común, Zonotrichia capensis, en Subachoque, Cundinamarca

 Por: Orlando Rodriguez C.

Transcripciones musicales: Daniel Lopez

El Copetón común, Zonotrichia capensis, es quizas el ave mas representativa de la Sabana de Bogotá y sus alrededores.

Perteneciente a la familia Fringillidae, el Copetón  se encuentra  distribuido  desde el Estado de Chiapas en Mexico hasta el Cabo de Hornos al sur de la Patagonia. Su hábitat se extiende  desde el nivel del mar hasta los 4,700 MSNM en los Andes Bolivianos.

En Colombia es común  encontrarlo en  las tres cordilleras y en la Sierra Nevada de Santa Martha, prefiere las zonas altas  y es mas frecuente en  campos abiertos, zonas agrícolas y ciudades.

El  canto de la especie  se divide en dos segmentos:

TEMA, el cual corresponde a  un conjunto de silbidos,  conformados por notas simples o grupos ascendentes o descendentes  de notas, ligadas o no.

TRINO, o cierre de canto, el cual es una  rápida serie de notas simples, comúnmente  cuatro o siete, aunque  por excepción pueden  estar ausentes.

Para la población de Copetones  de Subachoque se han identificado cuatro temas fundamentales. Los individuos pueden cambiar de tema a tema frecuentemente, y en “conversaciones”  entre individuos se pueden adoptar temporalmente  temas comunes. A continuación se presentan dichos temas, clasificados de acuerdo a su nivel de complejidad, desde lo mas simple a lo mas complejo.

TEMA 1: ASCENDENTE LIGADO –  DESCENDENTE LIGADO.  Es el tema mas sencillo y comúnmente descrito  como canto típico de los copetones. Observaciones recientes indican que este es el primer canto aprendido por los juveniles. El descendente ligado es una evolución del llamado de atención  de los pichones en el nido hacia sus padres. Posteriormente se enriquece con el trino, que pasa de un tono simple a la serie de tonos típicos de la especie. Finalmente se adiciona el ascentente ligado. Este aprendizaje es muy rápido y puede madurar en calidad sonora en una o dos semanas.

 


 

 

 

 

TEMA 2: ASCENDENTE LIGADO – ALTA – ASCENDENTE DESCENDENTE LIGADO. Probablemente sea una variación enriquecida en complejidad del tema anterior, en el cual se inserta después del primer silbido o sub-tema  una nota alta libre. La consecuencia de esta inserción es que el último silbido se hace mas complejo, modificando el descendente ligado  del primer tema a ascendente descendente ligado:

 

 

 

 

 

TEMA 3: DESCENDENTE LIGADO – DESCENDENTE LIGADO. Este tema debe representar para los individuos un nivel de dificultad de aprendizaje mayor, pues para su interpretación se debe regresar de una nota baja terminal en el primer sub-tema   a un inicio de segundo silbido en nota alta.

 

 

 

 

 

 

TEMA 4: ASCENDENTE LIGADO- ASCENDENTE LIGADO – BAJA. Es el tema mas complejo y de mayor riqueza en  variación de intensidades.

 



 

 

 

 

CANTO DE ALARMA: En adición a los cuatro temas de canto, el copetón lanza una serie de notas de alarma en caso de  peligro, las cuales son particularmente claras durante la temporada  de cría.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

UNA PROPUESTA A MIS LECTORES: El canto del copetón y la riqueza del mismo pueden ser indicadores de la salud poblacional, aparentemente muy amenazada en las ciudades, donde los niveles de ruido ambiental dificultan la comunicación entre los machos de la especie.

Grabar su canto no es difícil, y puede hacerse directamente desde una Pad, un Laptop, incluso desde un celular.

Si habitan en ambientes compartidos con el copetón, los invito a grabar su canto. Por este Blog pueden ponerse en contacto conmigo, así podremos enriquecer el banco de cantos de la especie.

May 24, 2012 Posted by | Aves | 4 Comments

Hongos de la reserva Pass&Flora. Entrega 1

Por: Orlando Rodríguez C

La reserva PASS&FLORA es una reserva privada ubicada en Subachoque, Cundinamarca.

Bajo un robledal restaurado a lo largo de 20 años se han establecido de manera espontánea numerosos hongos, con sus micelios asociados a las raíces del roble.

A continuación el registro fotográfico de diez de las especies mas representativas:

Lepista nuda

Sin identificar. Diminuto hongo del musgo. Tamaño 3 mm

Amanita muscaria. Especie muy común, venenosa

Leccinum carpinum. Pertenece a los “Boletus”. Comestible

Sin identificar. Asociado a poblaciones de Boletus

Macrolepiota procera. Presente en pastizales de borde de bosque. Altura 20 cmts.

 

 

Coprinus sp. Orden Agaricales. Pequeño hongo creciendo en colonias densas.

 

Sin identificar

 

 

 

May 21, 2012 Posted by | Hongos | 2 Comments